InicioDestacadasLas mujeres tecnológicas son mucho más que expertas empleadas

Las mujeres tecnológicas son mucho más que expertas empleadas

Las mujeres tecnológicas son mucho más que expertas empleadas. Las mujeres que trabajan en organizaciones y quieren contrbuir al desarrollo social desde sectores tecnológicos, deben tener en cuenta que una de los desempeños dónde tienen que alcanzar protagonismo se enmarca dentro de la comunicación de estos proyectos tecnológicos en los que participen. Este protagonismo hay que buscarlo a través de su presencia   tanto en los medios de información y comunicación, como a través de la participación en congresos, foros, conferencias, eventos y otras vías análogas, que pongan en valor sus aportaciones, a la vez que visibilicen su presencia como parte de esos equipos,  sirviendo de ejemplo a futuras generaciones.

En este sentido y en estrecha relación con la innovación tecnológica, se encuentra el desarrollo de estrategias, proyectos e iniciativas sostenibles, ya que en la gran mayoría de los casos, estos dos sistemas empresariales suelen ir de la mano.

La comunicación se eleva como una herramienta potente e imprescindible para lograr este objetivo de igualdad, ya que no sólo afecta al prestigio e imagen de la marca personal de aquella persona que la desarrolla, sino que se configura como una parte de lo que realmente afecta al crecimiento profesional, y por tanto, y en la medida que las mujeres manejen esta variable, afectará directamente al presente y futuro de la asunción de estos papeles protagonistas de las mujeres en sectores STEM.

No es poco usual que las mujeres que trabajan en sectores tecnológicos y científicos puedan ser relegadas a papeles secundarios en comunicación frente a otros compañeros de sexo masculino, y esto ocurre por diversos motivos que no sólo son achacables a la propia organización, pudiendo observarse causas que tienen que ver con el propio atrevimiento personal o con el desenvolvimiento en la exposición pública, es decir, por un supuesto mejor desempeño masculino ante una presentación pública de los proyectos donde están trabajando como parte de equipos. Por tanto, el protagonismo en perspectiva de género de la comunicación externa de cualquier empresa, pero especialmente en una del sector STEM, depende de dos variables: la primera, marcada por la propia organización y su preferencia por la elección de mujeres frente a hombres, para desarrollar una estrategia comunicativa presencial en medios de comunicación o eventos, y la segunda, que debe partir de las propias mujeres, dependería de lo persistentes que sean tanto en su disposición por ser ellas y no otros, las elegidas para desempeñar estos papeles, como en una cuestión que tampoco se debe olvidar, y no es más que el interés real por formarse en este sentido.

Una sociedad que se precia de ser diversa, ha de aceptar la necesidad de contar con la presencia pública de las mujeres en los más altos niveles de las organizaciones y en consecuencia, para que esto sea posible, las mujeres deben aceptar y querer ser protagonistas mediante su exposición e intervención en la vida pública. El objetivo debiera ser que ni tan siquiera alabemos el hecho de encontramos ante una mujer al frente de un proyecto o una organización en los sectores STEM, ya que cuando logremos que esa sensación desaparezca, cuando no tengamos una percepción positiva de este hecho, sino que lo percibamos como algo normal, es cuando podremos decir que hemos llegado a una igualdad real.

El impacto social que pretende imprimir la comunicación de las mujeres TIC, debería estar impregnado en las compañías tecnológicas que pretenden  implementar una estrategia de fomento de la igualdad y diversidad. La creación del valor corporativo y la sostenibilidad no se sustentan sólo con un trabajo de expertas, sino que estas empresas deberían ahondar e implementar estrategias alineadas con logros sociales como los que se señalan en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, concretamente en el ODS 5 (Igualdad de Género), cuestión que se debe extender no sólo a la aplicación en la alta dirección, sino también se debe procurar hacer extensiva a todos los niveles ejecutivos y operativos, y en definitiva, a toda la cadena de valor.

Puede parecer que estamos lejos de ese objetivo de percepción neutra cuando nos encontremos con mujeres al frente de empresas STEM, que pudiera quedar mucho hasta llegar a ese 50% deseable que marcan las leyes estadísticas como la tendencia ante el resultado que sólo admite dos opciones. Este valor marcaría un estado de igualdad real, nos situaría en la meta de uno de los objetivos que como sociedad occidental desarrollada deberíamos considerar como un indicador de libertad y democracia, ya que lo habríamos conseguido no sólo por imposición y conveniencia política, sino también por una visión y aplicación de la igualdad real y efectiva.

Por ello, desde Empresa Sostenibles animamos a todas esas empresas STEM a hacer más visibles a las mujeres de la ciencia y la tecnología y a las mujeres que ya están en estas empresas a luchar por ocupar puestos protagonistas no sólo internamente, sino también en la comunicación externa,  para explicar que las mujeres tecnológicas son mucho más que expertas empleadas.


Si quieres saber lo que se mueve en torno a la sostenibilidad, puedes darte de alta en nuestro boletín y recibir diariamente un resumen con las dos noticias más destacadas cada día, sin más complicaciones, pincha en el enlace y rellena el formulario:  https://empresasostenibles.com/suscripcion-y-newsletter/

EmpresaSostenibleshttps://empresasostenibles.com/
Medio de información digital comprometido socialmente, que integra valores éticos en su actividad de comunicación
ARTICULOS RELACIONADOS
- Advertisment -

Mas Populares

Comentarios Recientes